Saltar al contenido.

Parador Ariston

El Parador Ariston, obra de Marcel Breuer, que conto con la colaboración de los arquitectos Argentinos Carlos Coire y Eduardo Catalano, se encuentra en un estado de abandono inédito y además no se encuentre catalogado entre los edificio de preservación patrimonial. A pesar de las solicitudes realizadas por los vecinos y varias entidades no gubernamentales en pos de su recuperación, a la fecha no se conocen respuestas.

Construido entre 1947 y 1948 en el barrio La Serena en Mar del Plata, el edificio sufre el abandono y se encuentra prácticamente en ruinas, expuesto a la acción del aire marino y a las acciones vandálicas. El Ariston es uno de los iconos de la arquitectura moderna en Argentina que se suma a otros como la vecina Casa de Puente, de Amancio Williams, y una larga lista de construcciones de valor arquitectónico que carecen de medidas y acciones de preservación adecuadas.

El arquitecto Húngaro Marcelo Breuer, (1902- 1981) estudio en la Bauhaus de Weimar, dirigida por Walter Gropius. Posteriormente tuvo a su cargo la dirección del taller de muebles de la escuela, período en que diseño la silla Wassily, un emblema del mueble moderno. Abandono el taller en 1928 para dedicarse a la arquitectura, radicandose en Berlin y luego exiliado en Estados Unidos. Entre otros edificios se destaca el proyecto para la sede de UNESCO en París en 1953.

“…el Restaurante Ariston, que se presenta como un volumen curvo definido por una generatriz que se desplaza apoyándose en dos planos paralelos al suelo, con forma de cruz de vértices curvos, sustentado por cuatro columnas que expresan la característica ideológica de la época -la forma sigue a la función- al diferenciar con claridad lo que soporta de lo soportado. Los cerramientos se rigen entonces por esa premisa y cada uno de ellos constituye una composición plana acabada.” fragmento de Santiago Ghigliano, Revista Summa, N° 33, Buenos Aires, 1970.

El  terreno donde se implanta está subyugado por un muro recto de piedra que vincula en ambos extremos las habitaciones de servicio del personal con el parador. Sobre este muro se apoyaban los servicios del parador y una caja transparente que contenía la escalera de acceso al salón elevado. La planta principal en forma de trébol está contenida por un plano transparente que acompaña las curvaturas de la planta y le confiere el carácter unívoco que lo distingue.

“Planta sobreelevada, con una forma que permite máximo de ventanamiento (vistas). Local destinado a reuniones sociales, baile, “cocktails”. Las dependencias de servicio forman un volumen independiente convenientemente conectado. Estructura de hºaº: sistema hiperestático de cuatro pórticos múltiples. Losas de doble armadura, de reducida sección” Revista Canon año 1 número 1, 1950

©Marcelo Gardinetti, 2012

Nota:

Fotografias:   Gentileza ©”Recuperemos el Ariston” en Facebook

ENLACE ARTICULO COMPLETO azul 5

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: