Saltar al contenido.

Le Corbusier inconcluso, Villa Harris

“La región, es el lago Lemán, donde los viñedos se escalonan en terrazas; la longitud de sus muros de contención, empalmados unos detrás de otros, sumaría treinta mil kilómetros (¡las tres cuartas partes de la circunferencia de la tierra!). ¡Los viñateros hacen proezas! Obra secular, tal vez milenaria.”  Le Corbusier, Une petit maison, 1954

Sobre este paisaje singular, donde construyo la pequeña casa para sus padres a orillas del lago, Le Corbusier elaboro en 1930 uno de sus proyectos inconclusos, la villa Harris. El encargo de la señora Marguerite Tjader Harris para construir una villa de descanso junto al lago proviene del vínculo amistoso que mantenía con de la madre de Le Corbusier a quien visitaba en su pequeña casa.

La parcela elegida se sitúa en el lado Suizo del lago Lemán. Un terreno con fuerte pendiente al que Le Corbusier respondió apoyando la villa sobre esbeltos pilotis cuadrados que salvaban el desnivel. La Villa Harris no se asemeja a ninguna de las viviendas que Le Corbusier había construido hasta entonces, sin embargo repite gran parte de sus características, fortaleciendo la idea de pilotis, la ventana corrida y la terraza jardín.  Abandona la volumetría compacta de las villas puristas para responder a las particulares características del terreno con un juego de volúmenes ramificados a partir de un eje.

El diseño de la casa se desarrolla a partir de un  volumen principal paralelo a la calle y a la orilla del lago que se acopla por encima y por debajo con otros dos volúmenes perpendiculares. El acceso se plantea mediante un puente que conduce a un hall de acceso cubierto. Una escalera ubicada a la derecha de la calle vincula los tres niveles, pero además actúa formalmente como eje articulador de los volúmenes.

le-corbusier-villa-harris

El primer nivel inferior contiene las áreas sociales y los servicios del piso. Una ventana corrida a lo largo de la fachada permite capturar las vistas al lago. La cubierta del segundo nivel inferior, que aloja los dormitorios, es utilizada como terraza de las áreas sociales, protegida respecto a las brisas provenientes del lago por un muro que la envuelve en uno de los extremos.

El revestimiento de los muros exteriores se expresa mediante una modulación cuadrada que trama todo el perímetro de la villa. Esta grafía es retomada en algunas obras neo Corbusieranas de los Five Architects, principalmente en los primeros trabajos de Peter Eisenmann, Richard Meier y Michel Graves. Las obras no construidas o demolidas de Le Corbusier significaron puntos de referencia para varios de estos arquitectos.

Esta manifestación se verifica en la composición volumétrica de casa Saltzman y en la casa Westbury de Richard Meier, que repiten el concepto de la Villa en Rambouillet de 1923 nunca construida. También pueden establecerse otro punto de contacto en la definición del acceso a la Casa Hanselmann de Michel Graves, que formula semejanzas con la Maison Ribot de 1923, que tampoco fue construida y con la Maison du Tonkin, una casa experimental previa al Barrio Frugés, construida en 1924 y demolida en 1975.

La villa Harris nunca paso la etapa de proyecto, pero a partir del encargo Marguerite Harris y Le Corbusier forjaron una sólida amistad que los mantuvo vinculados epistolarmente durante toda la vida.

©Marcelo Gardinetti, 2013

Foto de portada: ©Dionisio Gonzalez

ENLACE ARTICULO COMPLETO azul 5

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: