Saltar al contenido.

Le Corbusier ausente, Villa Church

“Se trata de la restauración de un hermoso edificio antiguo en Ville d’Avray (Sr. Church). Una villa de estilo clásico y un nuevo edificio, anexo a la villa, con garajes en la planta baja, salas de servidumbre y un vestíbulo, en el primer piso habitaciones con todas las comodidades, comedor, sala de estar con un loft,  baño, biblioteca y el acceso directo a la terraza-jardín.

El pabellón es la transformación de la casa antigua. En la planta baja se instaló un gran hall de entrada con grandes armarios, aseo, cocina, etc. La primera planta dispone de una sala de recepción, biblioteca, sala de juegos y un bar, se trata directamente de un jardín colgante.

“Muebles y armarios contra las paredes. Los asientos, sillas, mesas, etc. son muebles de serie, creados por Le Corbusier, Pierre Jeanneret y Charlotte Perriand.”  (1)

La Villa Church en Ville d’Avray es una de las estructuras ausentes de Le Corbusier. Realizada por encargo de Henry Church y su esposa, el programa formula un reto atípico en su carrera: construir una casa vinculada a una estructura neoclásica existente emplazada sobre un terreno irregular.

Le Corbusier responde a esta circunstancia estableciendo una composición que se vincula a las construcciones existentes por medio de terrazas y circulaciones. Resuelve con soltura el programa funcional organizando una estructura de volúmenes asociados caracterizada por el orden geométrico, casi clásico, de la elevación principal. Su desvelo por la armonía de las formas y sus preocupaciones estéticas probablemente fueron exaltados por el carácter neoclásico del edificio existente.

El volumen principal establecido sobre la calle de acceso se desplaza levemente del eje perpendicular para focalizar la visión, dejando en un segundo plano las construcciones existentes. La disposición geométrica del jardín de acceso acentúa la simetría de la fachada principal, una composición axial levemente desplazada hacia el lado izquierdo.

Un pequeño balcón controla el eje de la fachada, realzando el acceso al vestíbulo de planta baja. La parte media es dominada por una ventana que corta el plano en sentido horizontal. Dos losas en baldaquino a cada lado de la terraza superior rematan la composición. La losa de la derecha se propone más extensa que la izquierda para equilibrar el menor tamaño del portón inferior sobre ese lado.

En planta baja, el vestíbulo conduce a una circulación horizontal ubicada en el lado opuesto al acceso. Una escalera ubicada en forma perpendicular a la circulación vincula el vestíbulo con el piso principal. El primer nivel concentra la actividad social, exaltada por la ventana horizontal que recorre el plano de fachada, encuadrando las vistas exteriores. Un grupo de locales de servicio separa las habitaciones de la circulación. En el extremo izquierdo, una escalera de un tramo conduce al segundo nivel, donde la terraza jardín corona el edificio.

El plano curvo de la escalera ubicado a la izquierda de la fachada articula el volumen principal con otro más bajo ubicado a su derecha, donde se ubican las instalaciones de servicio. Un muro de baja altura ubicado entre ambos volúmenes, delante del plano curvo, enmarca la puerta de acceso al hall de la escalera.

Sobre el lado izquierdo, la prolongación de la circulación trasera permite el vínculo con el volumen perpendicular. Por delante de la circulación, una terraza de borde curvado establece el único punto de contacto entre la elevación principal y aquel cuerpo.

El pabellón anexo reformula una antigua construcción existente. Un revestimiento oscuro de listones horizontales cubre los muros de planta baja. Por encima, los muros del primer piso de color blanco apostan las carpinterías a ras de muro para acentuar la sensación de levedad del bloque. La elevación repite el criterio del plano saliente para jerarquizar el acceso a una planta baja destinada a locales de servicios. En planta alta, la biblioteca y la sala de juegos componen los espacios principales.

Le Corbusier junto a Pierre Jeanneret y Charlotte Perriand diseñaron para esta obra algunos de sus muebles más reconocidos. El ingreso de Charlotte Perriand al estudio de 35 Rue de Sèvres fortaleció la reformulación del espacio moderno, establecida en la búsqueda de la forma del equipamiento compatible a la arquitectura de Le Corbusier. El sillón basculante, el sillón individual y la Chaise longue, formaron parte del equipamiento interior de la Villa Church. El equipamiento de la Villa tuvo carácter experimental, estos diseños fueron progresados para la presentación al público en el salón de otoño de 1929.

La Villa Church, construida entre 1927 y 1929, fue demolida sin fecha cierta en la segunda mitad del siglo XX.

©Marcelo Gardinetti, 2013

Nota: 

  1. Le Corbusier, obras completas tomo I, 1910 – 1929 pag. 201

ENLACE ARTICULO COMPLETO azul 5

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: