Saltar al contenido.

Le Corbusier, Villa en Rambouillet

La Villa Rambouillet es uno de los proyectos no construidos de la etapa purista de Le Corbusier. Presentado al público en Salón de Otoño de 1924 junto a los proyectos de la Villa Besnus y la Maison La Roche-Jeanneret, resultan los diseños que proporcionan a Le Corbusier la posibilidad de poner en debate el problema de la estética arquitectónica del hormigón armado.

La Villa está emplazada sobre un terreno que no ofrece condicionantes. Se dispone en dos volúmenes rectangulares de tamaños diferentes, independientes entre sí y perpendiculares respecto a sus caras menores. Estos cuerpos se ubican a cada lado de un eje que cruza en horizontal el terreno, de modo tal que el de mayor tamaño, que aloja la vivienda, prevalece sobre el menor destinado a la cochera.

El diseño desarrolla el programa de manera simple y en su expresión no presenta hechos relevantes. Un vestíbulo ubicado en el eje transversal de la casa,  enfrentado a la cocina, divide las áreas sociales de las privadas. El hecho significativo lo instituye la composición formal, que expone varias operaciones de diseño que pueden leerse establecidas o progresadas en sus obras posteriores y permiten trazar una línea univoca en su obra, aún en los periodos que inflexiona el rumbo de su arquitectura.

villa-en-raumbuillet-dionisio-gonzalez

En la Villa Rambouillet, Le Corbusier afirma sus intenciones respecto a la forma arquitectónica, formulando una serie de invariables mencionadas en la continuidad del texto sin orden de jerarquía, que trascienden en forma definitiva con la construcción de la Maison La Roche- Jeanneret al año siguiente.

–           Composición por elementos.

La casa se cimenta en la composición de dos volúmenes de jerarquías establecidas, una hipotaxis formal donde un volumen subordina a otro de distinto tamaño y función.

 –          Circulación vertical como elemento legible.

El diseño expone dos sistemas circulatorios verticales: una rampa sobre la elevación de calle y una escalera de un tramo sobre la cara posterior. Ambos elementos adquieren carácter figurativo y se expresan en el exterior de la caja arquitectónica, ratificando la composición establecida en el diseño de la estructura Dom-Ino, donde la circulación vertical se formula por fuera de la matriz tridimensional.

 –          Rampa como elemento definitorio del tiempo arquitectónico.

En acuerdo al orden establecido en las obras completas, la Maison de Week end en Rambouillet es el primer ejercicio donde Le Corbusier emplea una rampa como elemento de vinculación entre plantas. Esta entidad define el tiempo arquitectónico, entendido como un tiempo relativo directamente vinculado al movimiento, a la imagen secuencial cinemática que propicia el cambio de visión ocasionado por la inclinación del sustento de tránsito.

–          Terraza jardín

 En los ensayos de las casas Citrohän anteriores a esta obra, la terraza compone la expansión de las habitaciones ubicadas en el último nivel. En la Villa Rambouillet se establece definitivamente como una terraza jardín, intencionada en la colocación de las circulaciones verticales.

 –          El ritual del acceso

 El acceso principal a la vivienda se formula entre el nacimiento de la rampa y un muro que envuelve el vano de la puerta. Esta operación construye una jerarquía de acceso, pero además hace necesario un giro para acceder a ambos elementos. Propone un ritual que hace del acceso un hecho relevante. Un ejercicio recurrente en su obra posterior, instaurando una columna en medio del paso, personificando un pórtico, estableciendo una puerta pivotante que impide el acceso franco en todo el ancho del vano,  etc.

Le Corbusier consolida en este trabajo decisiones proyectuales puestas de manifiesto en los ensayos de las casas Citrohän y las casa en serie para artesanos:

–          Un vocabulario formal regido por la geometría y el rigor matemático como medio para expresar la pureza.

–          Una fuente de iluminación única establecida en una cara del volumen para unificar la intensidad lumínica en todo el interior.

–          Paños de carpintería colocados a ras del muro para componer una silueta de imagen ligera.

–          Composición axial no simétrica.

–          Contraposición de formas plásticas con la rigidez geométrica.

Este proyecto no construido de Le Corbusier permite cimentar una indagación necesaria sobre la génesis de su método compositivo.  La Villa en Rambouillet resulta un ejercicio de diseño que expone algunas de las estrategias compositivas que harán de la obra de Le Corbusier el mayor legado arquitectónico del siglo XX.

©Marcelo Gardinetti, 2013

ENLACE ARTICULO COMPLETO azul 5

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: