Saltar al contenido.

Reverdecer entre vestigios

La capital de la Región de Abruzos fue epicentro de un terremoto acontecido el 6 de abril de 2009 que destruyó la mayoría de los edificios públicos y privados de una ciudad habituada a desplegar incesantes programas culturales, principalmente líricos y teatrales. Bajo estas circunstancias, y mientras se realizan los trabajos de reconstrucción, la comuna se propone remediar el déficit de infraestructura cultural mediante la construcción de un auditorio temporal que permita revitalizar la actividad en el centro histórico de la ciudad.

Para este fin fue convocado Renzo Piano, quien junto con Alessandro Traldi diseño una estructura transitoria que se ubica en un área lindera al antiguo teatro y muy cerca al castillo de la ciudad.

Piano se propone simplificar el proceso constructivo mediante un diseño de formas simples, que permita una rápida ejecución y el uso de materiales renovables. Estas premisas derivan en una construcción con tres volúmenes simples articulados entre sí, donde el volumen central, por su tamaño y disposición, ejerce su predominio en la escena.

En ese cuerpo de forma cúbica se ubica el auditorio, girado 30° respecto de su horizontal e hincado en su arista posterior, una operación de diseño que permite desplegar cómodamente las filas de asientos para el público sin necesidad incorporar una tarima inclinada. El gesto de rotación promueve una figura grácil y sutil, fortaleciendo su preeminencia en el conjunto.

A cada lado del auditorio se disponen los dos volúmenes. Uno de menor tamaño que actúa como foyer se destaca por una amplia terraza de acceso y un amplio vano transparente.  El más pequeño alberga los locales de servicios. Ambos están vinculados al auditorio mediante circulaciones transversales de cerramientos vidriados y cubierta metálica.

El sistema constructivo es resultado de un delicado proceso de diseño empleado por Piano, íntegramente fabricado en madera. El uso de madera fue propiciado para crear un contraste concluyente con los muros de piedra del entorno, teniendo en cuenta además la capacidad sísmica del material, la flexibilidad de uso y su característica de recurso renovable, que determinó la plantación de 200 nuevos árboles para suplir la madera utilizada en la construcción.

Los lados del cubo se realizaron mediante una estructura modulada revestida en ambas caras. Para los elementos estructurales se utilizó madera de abeto y para el revestimiento tablas de alerce.

En las caras exteriores se usaron listones sobrepuestos pintados de 24 colores diferentes en una gama de tonos que privilegia verde, azul, rojo y amarillo. Este ejercicio permite instituir una secuencia de planos multicolores que enfatiza el carácter del conjunto, pero a la vez minimiza el impacto de la edificación en el entorno natural.

Con esta intervención, Renzo Piano produce una obra animada que se expresa ordenada y vivaz entre los vestigios de la antigua ciudad, enarbolando una actitud optimista para restituir un componente trascendente a la actividad cultural de la región.

©Marcelo Gardinetti, 2013

ENLACE ARTICULO COMPLETO azul 5

1 Comentario »

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: