Saltar al contenido.

Técnica y colonialismo

Nadie puede negar la importancia de la investigación científica. Por lo tanto, instalar un laboratorio en la Antártida que estudia el comportamiento del cambio climático es una operación sumamente necesaria. Sin embargo, cuando el proyecto tiene como finalidad primaria sostener territorios usurpados de manera ilegal, resulta vejatorio de sus propios méritos.

La base científica autosuficiente es un diseño que maximiza las posibilidades de la técnica para habitar en uno de los climas más adversos del planeta. El diseño tiene semejanzas con las Walking City de Ron Herron. Se trata de módulos habitables autónomos, que colocados de manera secuencial, permiten desarrollar un edificio modular que dispone espacios para la investigación y la vida social.

Estos módulos están soportados por mecanismos hidráulicos con base en forma de esquí, que permite deslizar el conjunto sobre la superficie congelada. Los soportes también permiten elevar la base para evitar que la cubra la nieve. Las cápsulas están diseñadas para resistir los fuertes vientos reinantes en la Antártida y soportar temperaturas de hasta 56 grados bajo cero.

Sin embargo, el origen de la estación surge en 1944 por la necesidad de establecer una base de operaciones que ocupara un lugar estratégico vinculado a las islas Malvinas usurpadas en 1833. Esta información es proporcionada por la propia web de la British Antartic Survey:

“El gobierno británico estableció sus primeras estaciones en la Antártida como parte de una expedición realizada en 1944 durante la guerra, conocida como Operación Tabarin. Sus objetivos eran impedir el acceso a los anclajes de las naves enemigas y fortalecer reclamo de Gran Bretaña sobre las Dependencias de las Islas Falkland. Esto también proporciona una oportunidad para llevar a cabo la investigación científica.”  (1)

El comunicado ratifica el origen colonialista de la base y relega la investigación a “una oportunidad” que surge como alternativa. Instalar una base de investigación en beneficio de la ciencia para reforzar el poderío colonialista que repudian la mayoría de las naciones libres, no parecen actividades éticamente compatibles.

©Marcelo Gardinetti, 2014

Notas:

  1. “The British Government established its first stations in the Antarctic as part of the wartime expedition known as Operation Tabarin in 1944. Its aims were to deter access to anchorages by enemy ships and to strengthen Britain’s claim to the Falkland Islands Dependencies. This also provided an opportunity to undertake scientific research.” antarctica.ac.uk

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: