Saltar al contenido.

La abolición del tiempo

Una piazza desolada. Una torre cilíndrica señala el punto axial que divide la imagen. A la izquierda un edificio con arcos de una galería clásica y un frente ambiguo. La perspectiva deja ver en el horizonte lejano las siluetas tímidas de algunas viviendas. Dos personas contemplan esa escena. El lado derecho está inhabitado. Un muro de ladrillos impide la visión del horizonte. Por delante una escultura clásica sobre un pedestal representando el cuerpo de una mujer recostada.  Por detrás una locomotora hecha bocanadas de humo mientras arrastra dos vagones bajo un cielo hostil. Las sombras dilatadas acentúan la sensación de abandono. El desánimo es absoluto.

de-chirico-piazza-ditalia-1942-2

La escena representa un tiempo inmóvil. Los objetos se trastocan y se enajenan de su propia realidad. Se esparcen en el vació. Chirico hurga en la historia, para remedar una modernidad perturbada. Subraya sus contradicciones en un esbozo invariable, inorgánico, carente de emociones. La inusual representación sofoca cualquier visión lógica.

Afuera hay una guerra.

En la tela, un paisaje imperturbable y petrificado que ignora el futuro y lamenta el pasado.

Esta abúlica parodia incita a la razón a indagar un enigma atemporal. Posiblemente la pregunta sea más importante que la respuesta.

Chirico decidió enunciarlo aboliendo el tiempo

©Marcelo Gardinetti, 2016    

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: