Saltar al contenido.

Delimitar

Una abertura producida en un muro es un acontecimiento de la arquitectura.

El vano incide en la capacidad de observación del usuario, porque condiciona su campo visual a la superficie de la abertura. Revela una intención del proyecto que va más allá de la modulación estética, e incluso de la necesidad de iluminación y ventilación.

Cuando Le Corbusier diseño la Villa Le Lac en un terreno a orillas del lago Leman, produjo dos acontecimientos de estas características con intenciones bien diferenciadas.

En la casa coloco una ventana horizontal que atraviesa el paramento que limita con el lago en toda su longitud. Esa abertura permite que se puedan observar las magníficas formas de la naturaleza desde cualquier punto de la casa.

En el jardín lateral construyó un muro de carácter rustico que continua la línea de la casa y lo rodea en toda su extensión. Sobre el paramento que cierra la vista al lago produjo una pequeña abertura cuadrada. Detrás coloco una mesa y dos sillas, para limitar la percepción visual a solo una pequeña porción del entorno.

“La razón de ser del muro de delimitacion es cerrar la vista al norte, al este, parcialmente al sur y al oeste; un paisaje omnipresente en todas las caras, omnipotente, termina cansando. ¿Han observado ustedes que, en tales condiciones, «uno» no lo «mira» más? Para que el paisaje cuente, hay que limitarlo, dimensionarlo mediante una decisión radical: hacer desaparecer los horizontes levantando muros y descubrirlos únicamente en puntos estratégicos, por interrupción del muro. La regla sirvió aquí: el jardincito cuadrado de diez metros de lado quedó «enclaustrado» entre los muros norte, este y sur, convertido en una sala de verdor – un interior…

En el muro sur, sin embargo, se perforó una abertura cuadrada para lograr «proporcionalidad» (objeto de las dimensiones humanas). También para crear sombra y frescura. Súbitamente el muro se detiene y surge el espectáculo: luz, espacio, ese agua y esas montañas…  Ya está: ¡efecto logrado!” (1)

En la primera acción, el paisaje visible es amplio y disperso. En la segunda, acotado y focalizado. El vano incide en la condición perceptiva del habitante, y por lo tanto, determina cualidades de la arquitectura.

Delimitar, para que el paisaje cuente.

©Marcelo Gardinetti, 2017      

Nota:

  1. Le Corbusier (1954) Une petit maison. Primera edición en español (2005) Una pequeña casa, Ediciones infinito, Buenos Aires, Argentina.

1 Comentario »

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: