Saltar al contenido.

Anclar un hito

El estímulo que promueve las singulares características del proyecto de Zaha Hadid para el Peak Leisure Club proviene de una activa intención por instaurar un hito arquitectónico que enfatice un carácter atípico por encima de la congestión urbana de Hong Kong. Para ello, Hadid se plantea una serie de desafíos significativos, en los que “se requería una inventiva programática para imaginar un edificio que reflejara, pero también proporcionara un alivio a la ciudad: una estructura situada por encima y por fuera, pero a la vez integrada con la tierra y el agua por debajo.” (1)

The peak Leisure Club, ©Zaha Hadid

Una de las cuestiones más interesantes en la definición de esta idea es la manera en que Hadid transfiere a su arquitectura el lenguaje suprematista de Kazimir Malevich, apelando a un criterio de “geología suprematista” que domina el concepto global del proyecto. Hadid utiliza planos y volúmenes en la planitud de una perspectiva abolida que se expanden o comprimen en una tensión intensa donde las figuras se liberan para alcanzar novedosas distensiones del espacio.

Así, el proyecto rechaza los principios tradicionales de organización. Las formas atraviesan el suelo y emergen para liberarse, buscando un efecto de espacio-tiempo infinito. Los elementos se multiplican y se diferencian mediante rotaciones y ejes girados que se reproducen como un ejercicio pictórico y le confieren al proyecto un inusual dinamismo visual.

Para albergar las actividades más intestinas del programa, se realizaron excavaciones en la roca, donde se establecen una sucesión de espacios subterráneos. Por encima, las áreas públicas se disponen en espacios formados por capas horizontales que se dispersan en diferentes direcciones, construyendo terrazas y balcones con diferentes puntos de vista. El área principal del club se establece en un vacío de 13 metros de altura entre el segundo nivel y la cubierta, desde donde surgen planos en diferentes direcciones que soportan en el aire una serie de actividades secundarias: bibliotecas, bar, circulaciones y una pileta de natación.

El sustento tectónico a esas figuras complejas, se nutre del constructivismo. La arquitectura constructivista tiende a ser escenográfica se expresa con audaces soluciones formales que respaldó en su idoneidad para experimentar las nuevas tecnologías. Hadid usa esos recursos para generar espacios tan extravagantes como espontáneos. La función se supedita a convenciones que están en permanente tensión. Lo vertical y lo horizontal se funden en acuerdos novedosos y a veces arbitrarios. (2)

El resultado es un edificio que domina la ladera de un pico montañoso en un extremo de la estructura urbana de la ciudad. La “geología suprematista” de Hadid asume formas libres, poco cohesivas y desafiantes de la gravedad, propiciando un contraste absoluto, en clara oposición a la rigidez que presentan las construcciones de la ciudad.

©Marcelo Gardinetti, 2018

The peak Leisure Club, Zaha Hadid, 1982-1983

Notas:

  1. Zaha Hadid, memoria del proyecto
  2. Las distensiones del espacio en Zaha Hadid

1 Comentario »

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: