Saltar al contenido.
Anuncios

Empatía por la nimiedad

Las apreciaciones sobre la identidad formal de un edificio instituido en un contexto urbano determinado pueden ser subjetivas, pero no son el único condicionante para el análisis crítico de una obra arquitectónica que, en definitiva, está destinada a resolver la necesidad de habitar del hombre. Sin embargo, esas apetencias no están limitadas de manera exclusiva a la necesidad de cobijo, también persiguen la materialización de un ambiente adecuado donde desarrollar placenteramente las necesidades de la vida cotidiana, mediando una aportación semántica a un ambiente determinado.

Para Lipps, “las formas arquitectónicas, y las geométricas en general, tienen una actividad mecánica en potencia, que estimula reflejos psicológicos análogos en el observador; este, a su vez, imita inconscientemente, por la afinidad que hay en él, los modos y el sentido de aquellas formas”. (1)

Esa estimulación de reflejos psicológicos análogos que menciona Lips, condiciona inexorablemente toda obra de arquitectura. La luz y la sombra, por solo citar un ejemplo, juegan un rol determinante en la composición arquitectónica porque definen las características empáticas del espacio, más allá de sus aspectos formales. Estos conceptos pueden ser trasladados en igual medida a las infinitas relaciones tangibles e intangibles, perceptivas, estéticas,  que puede generar la arquitectura.

El maclaje y la distorsión tectónica son aspectos renovadores de la expresión arquitectónica surgidos de la modelística. Permiten la generación de códigos visuales propios e intervienen de manera determinante sobre la estética formal de cualquier edificio.

En los últimos años afloró cierto tipo de arquitectura que hace un uso determinado de esas técnicas para incitar efectos desnaturalizados en el espectador. Culto a la novedad o la ilógica constructiva, estos diseños simulan su propia inestabilidad para generar estímulos provocadores, que son ajenos a la buena o mala calidad de los espacios que contienen.

En tal sentido, el centro comercial Krzywy Domek en Sopot, Polonia, busca captar la atención del espectador urbano mediante una fachada que se “desinfla”, aportando un efecto visual de fragilidad e inestabilidad. La premisa de diferenciar el edificio sobre el resto del contexto urbano fundada en la imagen de un edificio desalineado, privilegia un fin comercial por encima de su propia arquitectura. La presunta alteración tectónica induce a una conmoción perceptiva que puede resultar empática, molesta o anecdótica, pero seguramente muy redituable a fines publicitarios.

Más desafortunado aún es el diseño del Ripley Building construido en Ontario, Canada, que semeja estar al borde del colapso por las consecuencias de un movimiento sísmico. Una decisión de diseño que debe considerarse al menos desafortunada, teniendo en cuenta la cantidad de personas que sobrellevan situaciones reales por la acción destructiva de movimientos telúricos verdaderos.

Acaparar la atención del espectador o proporcionar una escenografía adecuada a un pretendido éxito comercial, no exime a la arquitectura de la búsqueda de otros fines.

¿Cómo se aplicarían estos mismos criterios trasladados a otras artes? En música por ejemplo, se propondría a los intérpretes de un concierto que yerren notas de una determinada composición para captar la atención del espectador. En una obra de teatro se propiciará que los actores desnaturalicen el guion para que asombre desde el sinsentido del argumento. En literatura cometiendo ex profeso errores ortográficos para generar un efecto indeseable en la lectura. Sólo el cine de terror hollywoodense, estructurado mediante sorprendentes imágenes carentes de contenido, puede emular este tipo de “construcciones”.  Ironías al margen, la capacidad de diseño no es objeto de debate. Los objetivos de estas prácticas si suscitan un interrogante.

El tránsito de algunos actores del escenario actual hacia la construcción de nuevos “ismos”, basados casi exclusivamente en la aplicación de formas novedosas para establecer claras diferencias respecto a otras arquitecturas recientes, es un tránsito de efecto perecedero y constituye una provocación vacía hacia una disputa trivial e inconducente.

Mientras tanto, ocultos tras el marketing desplegado por quienes promueven esas formas bulliciosas, pasan desapercibidos muchos actores de la arquitectura presente cuyo único desacierto es hacer una arquitectura correcta.

©Marcelo Gardinetti, 2018

Notas:

  • Th. Lipps, Raumästhetik und geometrisch-optische Tauschungen, Liepzig, 1987. Citado en: DE FUSCO, Renato, La idea de arquitectura, Editorial Gustavo Gilli, Barcelona 1976 pag. 39-40

Empathy of the trifle

The appraisals of the formal identity of a building instituted in a given urban context may be subjective, but they are not the only conditioning factor for the critical analysis of an architectural work that, in short, is destined to resolve man’s need to inhabit. However, these desires are not limited exclusively to the need for shelter, they also pursue the materialization of a suitable environment in which to pleasantly develop the needs of daily life, mediating a semantic contribution to a given environment………..

… The transit of some actors from the current scenario towards the construction of new “isms”, based almost exclusively on the application of novel forms to establish clear differences with respect to other recent architectures, is a transit of perishable effect and constitutes an empty provocation towards a trivial and inconducive dispute.

Meanwhile, hidden behind the marketing deployed by those who promote these noisy forms, many actors of the present architecture whose only mistake is to make a correct architecture go unnoticed.


Foto de portada: ©Krzywy domek w Sopocie

Fotografías: Krzywy Domek ©comprint / Ripley Buiding: ©Bekah267 / Centro Lou Ruvo: © topboxdesig

Anuncios

1 Comentario »

Responder a Marcelo Gardinetti Cancelar respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: